Foto: Twitter

BOSTON, Massachusetts- Luego de 130 días sin acción en la duela, este martes 16 de octubre comenzó formalmente la temporada 2018-2019 de la NBA, con la contundente victoria de los Celtics de Boston 105-87 sobre los 76ers de Philadelphia en TD Garden.

Tras una mitad inicial pareja con marcador parcial de 47-42 para los de casa, la quinteta de Brad Stevens marcó distancia en el tercer periodo con un 77-66.

Finalmente en el cuarto episodio los Celtics terminaron la historia con un 105-87 para comenzar el año con una sonrisa en el mejor baloncesto del planeta.

El talismán para los locales esta noche de apertura en el “deporte ráfaga” fue Jayson Tatum con 23 puntos y 9 rebotes en 29 minutos de acción en el terreno de juego.

Marcus Morris no se quedó atrás con doble-doble de 16 puntos y 10 rebotes, mientras que Jaylen Brown y Terry Rozier aportaron a la causa 12 y 11 unidades cada uno.

Además la buena noticia para los Celtics fue el regreso de Kyrie Irving (7 puntos) y Gordon Hayward (10 puntos), quienes por lesión se perdieron buena parte de la campaña pasada.

Del lado de los Sixers, Joel Embiid y su “proceso” comenzaron de buena manera al sumar doble-doble de 23 puntos y 10 rebotes en 37 minutos de juego.

Ben Simmons lo secundó con otro doble dígito de 19 tantos y 15 rebotes. Por su parte J.J. Redick aportó 16 unidades.

Boston volverá a la actividad el viernes 19 de octubre visitando a los Raptors de Toronto en el Air Canada Centre, mientras que Philadelphia se estrenará en el Wells Fargo Center ante los Toros de Chicago el día 18, respectivamente.