Este viernes 7 de diciembre se vivió el luto en el beisbol venezolano por la muerte de los peloteros Luis Valbuena y José Castillo.
De este manera fue iluminado el Estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto, Venezuela, en honor de los peloteros fallecidos José Castillo y Luis Valbuena (Foto Twitter).

En Venezuela, todos los juegos de la jornada de este viernes 7 de diciembre fueron suspendidos debido al fallecimiento de los jugadores Luis Valbuena y José Castillo, de los Cardenales de Lara, en un incidente de tránsito durante la madrugada cuando se trasladaban por carretera.

La Liga Venezolana de Béisbol Profesional anunció la suspensión de los tres encuentros programados para el viernes 7 y se decretaron tres días de duelo. La bandera nacional estará a media asta en todos los parques y el resto del campeonato los ocho equipos portaran señales de luto en sus uniformes.

Este viernes 7 de diciembre se vivió el luto en el beisbol venezolano por la muerte de los peloteros Luis Valbuena y José Castillo.
La tristeza y la tragedia invadió al Estadio Antonio Herrera Gutiérrez durante los honores fúnebres a José Castillo y Luis Valbuena, cuyos féretros fueron llevados a hombros de sus compañeros de equipo de los Cardenales de Lara (Foto Twitter).

A la vez, medios venezolanos informaron que cuatro personas en cuyo poder fueron encontradas pertenencias de dos peloteros fallecidos fueron detenidas por las autoridades del estado venezolano de Yaracuy (noroeste), informó el gobernador Julio León Heredia, en un comunicado de prensa difundido por la agencia EFE a través del periódico Listín Diario.

“Hemos logrado la detención de cuatro individuos que se encontraban con algunas pertenencias de los grandes ligas, los mismos serán puestos a la orden de las instituciones con competencia en la materia”, escribió Heredia en su cuenta de Twitter.

Los jugadores José Castillo y Luis Valbuena perecieron, al volcarse el automóvil en que se transportaban, al parecer tras eludir obstáculos que asaltantes arrojan en las carreteras para emboscar automóviles y asaltar a sus ocupantes.

Otro jugador de los Cardenales, Carlos Rivero, también viajaba en el vehículo y resultó herido, aunque se conoce su estado de salud.

La tragedia que costó la vida a los peloteros Castillo y Valbuena ocurrió en la Autopista Cimarrón Andresote “en horas de la madrugada”, según las autoridades “tras esquivar (el vehículo) un objeto en la vía”.

Poco antes de anunciar el arresto de los cuatro sospechosos, el gerente administrativo de la novena venezolana Cardenales de Lara, Gustavo Andrade, calificó como “un vil asesinato” el suceso.

“Personas inescrupulosas lanzan objetos a las carreteras con el objeto de asaltar, y eso se convirtió en un vil asesinato de dos deportistas venezolanos”, dijo a periodistas.

La prensa local coincide en afirmar que el accidente fue causado por asaltantes que obstaculizaron la vía para obligar a los conductores a detenerse y luego robarlos.

El presidente venezolano Nicolás Maduro también se pronunció en la misma red social para enviar condolencias a sus familiares.