FOXBOROUGH, Estados Unidos- Los Jefes de Kansas City no pasaron la prueba de fuego y su marca invicta se desvaneció en el Gillete Stadium al caer 43-40 con los Patriotas de Nueva Inglaterra, este domingo 14 de octubre en la Semana 6 de la NFL 2018.

Con este triunfo, Brady ha ganado 227 juegos incluyendo playoffs, la mayor cantidad para cualquier jugador (Foto: Twitter).

La primera jugada grande del juego la dio el linebacker de Patriotas, Dont’a Hightower, quien interceptó a Pat Mahomes y dejó a Tom Brady y compañía a 4 yardas de las diagonales, las cuales cruzó Sony Michel para el primer touchdown.

Mientras los Chiefs se manifestaban con goles de campo, Nueva Inglaterra si concluyó sus series y marcó otros 2 touchdowns con pase de Brady a Edelman y otro acarreo de Michel.

Antes del descanso, Pat Mahomes fue interceptado en zona roja. Todo indicaba que este sería su peor juego de la temporada, pero calló bocas en su siguiente serie con un pase de 67 yardas a Kareem Hunt para la anotación.

La defensa de Kansas City fue masacrada todo el juego, pero tuvieron una jugada destacada al recuperar un fumble de Brady, y dejó cerca de la zona de anotación a Mahomes, quien no perdonó el error patriota y puso 6 puntos con un pase a Tyreek Hill.

Tras un gol de campo de Gostkowski, Tremon Smith regresó la patada de salida 97 yardas para poner a los visitantes a solo 3 yardas de otro touchdown. Mahomes disparó hacia Hill y con ello se pusieron arriba en el marcador por primera desde el cuarto inicial.

Brady respondió con un balazo de 42 yardas a Chris Hogan, y después hizo la personal para meterse a la zona de anotación. Más tarde, Gostkowski pondría la ventaja a 7 puntos con una patada de 50 yardas.

Mahomes no se quedó con los brazos cruzados y conectó un pase que, con su velocidad, Tyreek Hill convirtió en un touchdown de 75 yardas para el empate. El receptor de Jefes tuvo 7 recepciones, 3 de ellas para anotación, y 142 yardas.

Pero al final Brady se alzó con el triunfo al lanzar un pase de 39 yardas a Rob Gronkowski, que ayudó a Gostkowski a conectar el gol de campo final.

Quitarle el invicto a los Jefes no fue la mayor hazaña de Brady el día de hoy, pues logró su victoria 200 en su carrera en temporada regular, lo que lo sigue colocando como el quarterback más ganador de la historia.