ATLANTA, Estados Unidos- Los Gigantes de Nueva York siguen sin levantar en la Temporada 2018 de la NFL, y en esta Semana 7 se llevaron su sexta derrota al caer 23-20 contra los Halcones de Atlanta, este lunes 22 de octubre.

Atlanta aniquiló a Nueva York en Monday Night.
Matt Ryan logró un récord de la franquicia con 203 pase seguidos sin ser interceptado (Cortesía Twitter: @AtlantaFalcons).

El juego comenzó lento y defensivo, hasta que en el segundo cuarto el ataque aéreo de Atlanta explotó con dos pases largos de Matt Ryan, el primero de 36 yardas a Austin Hooper, y el segundo de 47 yardas a Marvin Hall para el touchdown.

Gigantes reaccionó con un pase largo de la autoría de Eli Manning a Sterling Shepard que puso a Nueva York en zona roja, pero tras una captura de mariscal, los azules se conformaron con 3 puntos.

Parecía que no daría tiempo para otra anotación de Atlanta antes del descanso, pero una interferencia sobre Julio Jones ayudó a Giorgio Tavecchio a anotar un gol de campo.

Julio Jones soltó el ovoide en una apretada jugada en el tercer periodo. A raíz de ello, Eli Manning soltó el brazo 51 yardas para conectar con Odell Beckham Jr, para unos 3 puntos más.

Los Falcons respondieron con un gol de campo y un acarreo de 30 yardas de Tevin Coleman, quien se metió a las diagonales para poner el juego 20-6.

Con una corrida corta de Saquon Barkley, los Giants marcaron su primer touchdown del juego, pero el coach de Nueva York, Pat Shurmur, tomó una polémica decisión, y buscó la conversión de 2 puntos, la cual falló Manning con un pase dirigido a Beckham.

Con pases cortos, Matt Ryan encaminó su ofensiva para otro gol de campo. El quarterback de los Halcones completó 31 pases de 39 lanzados para 379 y 1 touchdown.

Un pase de 58 yardas de Manning a Shepard puso en puerta otra anotación de los Gigantes. El dos veces MVP del Super Bowl tuvo 399 yardas en 27 pases completados.

Sin embargo, la defensa de Atlanta detuvo a Nueva York en la yarda 1 en tres ocasiones y drenó todo el tiempo restante. Manning anotó con un pase a Beckham Jr, quien acabó con 143 yardas en el partido, pero la derrota ya era inminente con 5 segundos en el reloj y sólo bastó con que Matt Ryan pusiera rodilla en tierra para Atlanta lograse su tercer triunfo de la temporada.