Los Broncos de Denver derrotaron 45-10 a los Cardenales de Arizona en el juego de jueves por la noche con el que arrancó la semana 7 de la NFL 2018.
La defensiva sacó a los Broncos de la racha de 4 derrotas (Foto Twitter).

GLENDALE – La defensiva de los Broncos de Denver arrebató 5 balones a los Cardenales, incluyendo 2 intercepciones regresadas para touchdown, para apalear 45-10 a domicilio a Arizona en el juego de jueves por la noche con el que arrancó la semana 7 de la NFL 2018.

Los Broncos (3-4) cortaron una racha de 4 derrotas después de haber arrancado con 3 triunfos la campaña, mientras que los Cardenales (1-6) tienen marca de 0-4 como locales, lo que no ocurría desde 1979, cuando la franquicia tenía como cede St. Louis, Missouri.

En la segunda jugada ofensiva del partido, Todd Davis interceptó un pase desviado del quarterback novato Josh Rosen y lo devolvió 20 yardas hasta las diagonales. Más tarde, Chris Harris Jr. también se robó un envío de Rosen y corrió con él 53 yardas para anotar con 2:02 por jugarse en el mismo primer periodo para construir una ventaja de 21-3, luego de que los Broncos anotaron en una jugada de engaño con Case Keenum cediendo el ovoide en un pase lateral a Emmanuel Sanders, quien lanzó un pase de touchdown de 28 yardas para Courtland Sutton.

En total, Rosen lanzó 3 intercepciones y perdió 2 fumbles, en una noche en la que salió lastimado tras ser capturado por sexta vez. Al final, el mismo Rosen reportó que estaba bien de salud.

Keenum completó 14 de 21 pases para 161 yardas con 1 touchdown y 1 intercepción y Phillip Lindsay corrió para 90 yardas en 14 acarreos, incluyendo una escapada de anotación de 28 yardas.