Patriotas de Nueva Inglaterra y Carneros de Los Angeles se enfrentarán en el Super Bowl LIII, el domingo 3 de febrero de 2019, en el Mercedes-Benz Stadium, de Atlanta, Georgia.
Por segunda vez en la historia, Patriotas y Carneros disputarán el Trofeo Vince Lombardi (Foto Twitter).

Con cada edición del “juego grande de la NFL”, por obviedad, se incrementa la cuenta de datos, estadísticas, anécdotas, recuerdos, etc., que también dan sabor a la cita anual con el esperado primer domingo de febrero para todo aficionado al deporte de las tackleadas.

Por lo tanto, muchos apelamos al acervo sobre la historia del Super Bowl para desempolvar los datos clásicos, los recurrentes, y reciclarlos, pero también hay que añadirle los datos nuevos que se generan con cada siguiente duelo. Nos encanta ponerle el número de cada nueva edición para darle, según uno, congruencia y atractivo – como si el Super Bowl todavía necesitara de ello–, pero no quiere decir que no nos guste sacar uno que otro conejo de la chistera.

Aquí está la primera de 3 partes de los “53 hechos del Super Bowl LIII”… y un poquito más.

  1. Esta será la tercera vez que se jugará en Atlanta y primera en el Mercedes Benz Stadium. En el Georgia Dome, se jugaron las ediciones XXVIII (Dallas 30, Buffalo 13) y XXXIV (St. Louis 23, Tennessee 16).
  2. Atlanta es una de las 18 diferentes ciudades de los Estados Unidos donde se ha celebrado un Super Bowl y el Mercedes Benz Stadium será el recinto número 25 que albergará este partido.
  3. Atlanta será la séptima ciudad que habrá tenido dos diferentes estadios como sedes del Super Bowl, uniéndose a Nueva Orleans, Miami, Houston, Tampa, Detroit y Minneapolis.

  1. El Mercedes Benz Stadium será el décimo estadio techado en el que se disputará el “juego grande” de la NFL y se une al Superdome de Nueva Orleans; el Silverdome y el Ford Field de Detroit; el Georgia Dome de Atlanta; el Cowboys Stadium de Arlington; el Lucas Oil Stadium de Indianapolis; el Reliant/NRG Stadium de Houston; y el Metrodome y el U.S. Bank Stadium de Minneapolis.
  2. El Mercedes Benz Stadium será el séptimo recinto diferente en el que los los Patriotas jugarán un Super Bowl tras haberlo hecho en el Superdome (SB XX, XXXI y XXXVI), el Reliant/NGR Stadium (XXXVIII y LI),el Alltel Stadium (XXXIX), el University of Phoenix Stadium (XLII y XLIX), el Lucas Oil Stadium (XLVI) y el U.S. Bank Stadium (LII).
  3. Los Carneros jugarán su cuarto Super Bowl y segundo como equipo de Los Angeles. El Mercedes Benz Stadium será su cuarta sede diferente tras haberlo disputado en el Rose Bowl (XIV), el Georgia Dome (XXXIV) y el Superdome (XXXVI).

  1. Los Carneros son una de tres franquicias que han jugado un Super Bowl representando a dos diferentes ciudades, Los Angeles y St. Louis. También lo han hecho los Raiders (Oakland y Los Angeles) y los Potros (Baltimore e Indianapolis).
  2. La ciudad de Los Angeles es una de tres que han tenido dos diferentes franquicias en el Super Bowl tras las participaciones de los Carneros (XIV) y los Raiders (XVIII). Las otras dos son Nueva York con los Gigantes (XXI, XXV, XXXV, XLII y XLVI), y Baltimore con los Potros (III y V) y los Cuervos (XXXV y XLVII).

  1. El Super Bowl LIII será el cuarto que se celebrará en fecha 3 de febrero, después de las ediciones XXXVI, XLII y XLVII. Será la tercera vez que los Patriotas jueguen en esta fecha y la segunda para los Carneros, ya que estos equipos se enfrentaron en la edición XXXVI, en el año 2002, en Nueva Orleans, cuando Nueva Inglaterra ganó su primer Trofeo Lombardi. Fue también la primera vez que el Super Bowl se celebró en el mes de febrero.
  2. Los 52 Super Bowls disputados hasta 2019 se han celebrado entre el 9 de enero y el 7 de febrero hablando de fechas calendario. Los días 26 de enero y 3 de febrero (ya incluyendo el SB LIII) son los que más Super Bowls tienen con 4 cada una. En contraste, en las fechas 19 y 23 de enero nunca se celebró ni se celebrará un juego por el campeonato de la NFL.

  1. Carneros y Patriotas se enfrentarán por segunda vez en un Super Bowl tras la edición XXXVI, celebrada el 3 de febrero de 2002, cuando Nueva Inglaterra se impuso 20-17 con gol de campo de Adam Vinatieri en la última jugada del partido.
  2. El Super Bowl LIII será el séptimo duelo de revancha entre dos franquicias en la historia. Los anteriores han sido Pittsburgh-Dallas (X, XIII, XXX), Miami-Washington (VII, XVII), San Francisco-Cincinnati (XVI, XXIII), Dallas-Buffalo (XXVII, XXVIII), Gigantes NY-Nueva Inglaterra (XLII, XLVI) y Nueva Inglaterra-Filadelfia (XXIX, LII).

  1. Los Patriotas no han podido vencer dos veces a un mismo rival en un Super Bowl. Su balance en duelos de revancha es de 0-2 ante los Gigantes de Nueva York con los que han perdido en las ediciones XLII y XLVI, y de 1-1 ante las Águilas de Filadelfia con división de honores en las ediciones XXXIX y LII.
  2. El balance de victorias para cada conferencia en la historia del Super Bowl es de 27 para la Nacional y 25 para la Americana.
  3. Ningún equipo ha disputado más Super Bowls que los Patriotas que lo han hecho 10 veces y también ningún equipo ha perdido más veces este juego que Nueva Inglaterra que lo ha perdido 5 ocasiones. Su balance es de 5 ganados y 5 perdidos.

  1. Los Acereros de Pittsburgh mantienen el récord de más victorias en Super Bowl con 6 (IX, X, XIII, XIV, XL y XLIII). Los Patriotas es uno de los 3 equipos que le siguen con 5 triunfos en el “juego grande” junto con los Vaqueros de Dallas y los 49s de San Francisco.
  2. Los Patriotas son el primer equipo que disputará cuatro Super Bowls en cinco años. De este último lustro, Nueva Inglaterra solo se ha ausentado en la edición 50 (Denver vs Carolina). Ganaron la edición XLIX y LI y perdieron en la LII.
  3. Las similitudes entre los Carneros que disputaron el Super Bowl XXXVI y los que disputarán la edición LII es que ambos equipos promediaron más de 30 puntos anotados por partido y más de 400 yardas totales por juego, además de ganar, por obviedad, el Juego de Campeonato de la Conferencia Nacional. Solo esperan no parecerse en ser derrotados por los Patriotas en el “juego grande”.