Foto Cortesía: @FCBarcelona_es

CIUDAD DE MÉXICO- Luego del empate 1-1 entre Barcelona y Real Madrid en la semifinal de ida de la Copa del Rey este miércoles seis de febrero, ambas escuadras dejaron todo abierto para el juego de vuelta a finales de mes en el Estadio Santiago Bernabéu.

A continuación te presentamos 10 reflexiones del choque entre Culés y Merengues tras los primeros 90 minutos disputados en el Camp Nou:

Metamorfosis blanca: Real Madrid confirmó su mejoría paulatina después del 5-1 en contra ante los Blaugranas en octubre pasado.

Santiago Solari le ha dado orden al equipo y sobretodo los jugadores han recuperado la intensidad y compromiso dentro del terreno de juego.

“Messidependencia” catalana: Por su parte Barcelona confirmó que para ofrecer su mejor versión, necesita sí o sí de Lionel Messi en los controles.

Si bien el año pasado el equipo supo sobrevivir sin el rosarino en varios partidos, la influencia en generación de futbol de Messi es fundamental para que el Barça saque adelante los resultados.

Benzema tira del carro:

Criticado, señalado y muchas veces crucificado, Karim Benzema volvió a demostrar su gran valía en el Madrid. En ataque es el futbolista con la cabeza mejor amueblada de todas, se bota, asiste, juega fácil y, sobretodo, juega para el equipo.

Coutinho, extraviado en la Ciudad Condal:

El brasileño Philippe Coutinho volvió a dar un paso en falso con los catalanes. Se le nota perdido en el campo, sin la misma intensidad que sus compañeros, errático con el balón y poco solidario a la hora de defender.

No ha aprovechado las oportunidades brindadas por Ernesto Valverde ante la ausencia por lesión de Ousmane Dembélé, que en cuanto reciba el alta médica, volverá sin duda a ser parte del 11 titular.

Vinicius Jr. y Malcom, llegaron para quedarse:

Las jóvenes promesas de los dos equipos vivieron su primer Clásico obteniendo buenas notas en su desempeño. En el caso de Vinicius, desequilibrio y peligro constante por izquierda, en el caso de Malcom, destazando por la banda a Marcelo y con mucha sangre fría a la hora de definir.

Ramos y Piqué, murallas impenetrables en defensa:

El partido de Sergio Ramos y Gerard Piqué como líderes en sus defensas fue simplemente espectacular. Ramos jugó al límite de la segunda amarilla y Piqué al filo de la navaja marcando a Vinicius Jr. por derecha, los dos salieron bien librados gracias a su experiencia.

Envión anímico o gancho al hígado:

El equipo que resulte ganador tomará un impulso importante para encarar el tramo final de la temporada. En el caso del Madrid puede ser fundamental para “salvar” la campaña, en el caso del Barcelona, un paso más rumbo al pentacampeonato copero.

Cabe mencionar que la prioridad, sobretodo en Can Barça, es la obtención de la UEFA Champions League por primera vez en cuatro años.

El Bernabéu dictará sentencia:

Real Madrid parte con ventaja gracias al gol anotado en el Camp Nou. El empate 0-0 clasifica a los Blancos, el empate 1-1 manda el juego a prórroga y el empate por al menos dos goles clasifica al Barcelona.

La buena nueva para los azulgranas es que en tres de sus últimas cuatro visitas al Santiago Bernabéu ha marcado 10 goles (juego de LaLiga). La última vez que se quedó en cero fue en el juego de vuelta de la Supercopa de España 2017, donde cayó 2-0 (global 5-1 en favor del Madrid).

Corte de Caja:

El desenlace de la eliminatoria lo sabremos en poco menos de tres semanas, la moneda está en el aire y, antes de que se decante de un lado, los dos clubes deberán enfocarse en LaLiga y en sus juegos de ida de la UCL ante Ajax y Lyon, veremos cómo llegan al duelo definitivo que tiene como recompensa un boleto en primera clase a la gran final de la Copa del Rey de España 2018-2019.