FILADELFIA, Estados Unidos- Las esperanzas de playoffs de los actuales campeones de la NFL, las Águilas de Filadelfia, siguen vivas, después de que en la Semana 13 dejarán atrás su récord perdedor con un triunfo 28-13 sobre los Pieles Rojas de Washington, este domingo 3 de diciembre.

Darren Sproles consiguió su primer touchdown en dos años (Foto:Twitter).

Las Águilas comenzaron ganando con una ofensiva que se comió la mitad del primer cuarto y acabó en un pase de touchdown de Carson Wentz a Golden Tate.

Washington logró un gol de campo de 44 yardas en una serie lamentable para el quarterback Colt McCoy, quien se fracturó la pierna y se perderá el resto de la temporada.

Esta es la quinta lesión grave en las últimas semanas para la ofensiva de los Redskins. El mariscal estelar, Alex Smith, los dos guardias titulares y el receptor Paul Richardson, todos estarán fuera lo que resta de 2018.

Los Pieles Rojas le dieron la vuelta al marcador una escapada de 90 yardas de Adrian Peterson, el cual fue el acarreo más largo de su ilustre carrera. Peterson llegó a 106 touchdowns terrestres en su trayectoria en la NFL, empatando al legendario Jim Brown como el quinto máximo anotador por tierra en la historia de la liga.

Un recuperado Darren Sproles, le volvió a regresar la ventaja a los campeones con un acarreo de 14 yardas. El veterano no había pisado el emparrillado desde la Semana 1.

Sin McCoy, Mark Sánchez tomó las riendas del ataque de Washington. El ex mariscal de los Jets de Nueva York fue contratado por el equipo capitalino unos días atrás, y ayudó a poner el balón en zona de gol de campo para otros 3 puntos.

En el tercer cuarto, Josh Norman frenó a las Águilas con una intercepción a Wentz en las diagonales, dándole vida a Washington, pero el inoperante ataque del visitante le regresó el balón a las Águilas, que con una recepción de Jordan Matthews, volvieron a anotar.

Wentz puso la cereza en el pastel con una conversión de dos puntos a Tate. El mariscal cerró su actuación con 22 pases completos de 39 lanzados, 306 yardas, 2 touchdowns y 1 intercepción.

La defensiva de las Águilas presionó incesantemente a Sánchez, obligándolo a salir de la bolsa, lo que provocó que el pasador suplente fuera interceptado por Nate Gerry.

Las Águilas cerraron el marcador con dos goles campos y se mantienen en la contienda. En la Semana 14 enfrentarán a los Vaqueros de Dallas en un duelo que definirá el rumbo de la NFC Este.