Foto Cortesía: @FCBarcelona_es

MADRID, España- Este miércoles 27 de febrero, Barcelona dio un golpe sobre la mesa en el futbol español, al derrotar 1-3 (global 4-1) al Real Madrid y clasificarse por sexto año consecutivo a la final de la Copa del Rey.

Primer Tiempo:

Los primeros 45 minutos en el Bernabéu fueron claramente para el Madrid generando las mejore ocasiones de gol frente al arco.

Al 18´ Vinicius Jr. recibió de Karim Benzema fuera del área y sacó el bombazo por arriba del larguero de Marc Ter Stegen.

Cuatro minutos más tarde Benzema centró, Jordi Alba cortó mal y en el rebote Vinicius impactó mordido para que Ter Stegen como pudo impidiera el 1-0.

Lo más peligroso del Barcelona fue un balón al espacio de Lionel Messi por izquierda para que Ousmane Dembélé mandara el tiro-centro que no encontró destinatario a segundo poste.

La opción más clara fue de los Merengues con un pase entre líneas de Casemiro que Vinicius aprovechó para enfilar al arco, rematar, Clement Lenglet rechazó con la barrida y en segunda instancia Benzema tiró de zurda y Ter Stegen de manera providencial salvó los muebles dramáticamente.

 Segundo Tiempo:

Luego de una parte inicial sin rematar al arco una sola vez, los catalanes mostraron toda su pegada para liquidar a un Madrid que no asimiló los golpes recibidos.

Al 50´ Dembélé desbordó por izquierda y sirvió raso para que Luis Suárez definiera a primer poste el 0-1 en el marcador.

Sobre la hora de juego Vinicius perforó por izquierda, centró al área, Sergio Reguilón cabeceó y Ter Stegen se estiró cuan largo es para evitar milagrosamente el 1-1.

Al 67´ Vinicius hizo pedazos a Nelson Semedo y Gerard Piqué por izquierda, recortó hacia el centro, remató y su tiro fue ligeramente desviado por Semedo para impedir el tanto blanco.

Dos minutos más tarde Dembélé recibió por derecha y asistió al corazón del área para que Raphael Varane, queriendo despejar, marcara en propia puerta el 0-2 que ponía contra las cuerdas a su equipo.

Finalmente al 71´ Suárez fue derribado con falta por Casemiro en el área y para que el árbitro central decretara la pena máxima. Lionel Messi, que no le ha marcado nunca al Madrid por Copa del Rey, le cedió la pelota al charrúa para que con una definición a lo Panenka sentenciara la eliminatoria con el 0-3.

El Madrid no pudo ni supo cómo levantarse del nocaut y los minutos finales fueron increiblemente de trámite para los Culés.

Corte de Caja:

De esta forma, Barcelona accedió por sexto año consecutivo a la final de la Copa del Rey, donde actualmente es tetracampeón y que el próximo 25 de mayo enfrentará al ganador de la llave entre Valencia y Betis (global 1-1) por el título copero.