Foto Cortesía: @FCBarcelona_es

LYON, Francia- Este martes 19 de febrero, el Olympique de Lyon y Barcelona no se hicieron daño en el juego de ida de los 8vos de final de la UEFA Champions League, tras empatar 0-0 en un partido sumamente errático por parte de los catalanes.

Primer Tiempo:

Los primeros 45 minutos fueron muy agradables gracias a la postura propositiva de ambos equipos en el terreno de juego.

No cumplido todavía el minuto de juego, Ousmane Dembélé avisó con un tiro cruzado de zurda que se fue por un lado del arco francés.

A continuación el Lyon avisó con un tiro de Houssem Aouar que Marc Ter Stegen atajó milagrosamente al tiro de esquina.

Posteriormente Martin Terrier sacó un bombazo desde fuera del área que Ter Stegen tapó antes de que la pelota pegara en el travesaño.

Los Culés contestaron con un nuevo disparo de Dembélé que el portero Anthony Lopes bloqueó achicando correctamente.

Antes del descanso cada equipo tuvo su oportunidad de romper el cero. Primero fue el Lyon con una pared en el área entre Aouar y Dembélé que terminó con tiro desviado del arco.

Al 46´ Sergio Busquets recibió fuera del área y de derecha impactó al arco, hubo un desvío y el balón se fue con suspenso por un lado del metal.

Segundo Tiempo:

Al inicio del complemento Memphis Depay avisó con un tiro de parte interna que se fue fuera por poco del palo derecho.

En la recta final Barcelona dio el paso al frente y cerca estuvo de irse con la victoria tras el disparo de Messi que se Lopes atajó con solvencia.

A 20 del final Luis Suárez recibió el pase por izquierda de Jordi Alba y de primera remató de zurda zumbando el poste izquierdo dramáticamente.

Sobre la hora Messi y Busquets probaron suerte con disparos potentes que Lopes tapó para confirmarse como la figura del partido.

Corte de Caja:

El próximo 13 de marzo, Barcelona recibirá en el Camp Nou al Lyon en el partido de vuelta de la eliminatoria. Los blaugranas deberán ganar para clasificarse a 4tos de final, mientras que al Lyon le alcanza el empate con goles para seguir con vida en la contienda.