MADRID, España – Luego de los fracasos al hilo en LaLiga, Copa del Rey y Champions League, el Real Madrid tomó la decisión de cesar al director técnico, Santiago Solari  y de traer de nueva cuenta al francés Zinedine Zidane como estratega, este lunes 11 de marzo.

La leyenda del Madrid tanto en la cancha como en el banquillo, estará de regreso en la dirección para tratar de sacar al equipo de la crisis que atraviesa desde su salida (Foto: Twitter).

El aviso se dio mediante un comunicado oficial del equipo merengue, en donde se notificó que Zidane regresaría a dirigir al Madrid por lo que resta de la temporada y tendrá contrato hasta 2022.

Con Zidane en los controles, el Madrid conquistó 3 Champions League consecutivas  convirtiéndose en el club más exitoso de la década a nivel europeo, pero el ex-galáctico dijo adiós de manera sorpresiva el pasado mes de mayo, pues en su opinión el equipo, “necesita seguir ganando y hay que hacer un cambio. Se necesita otro discurso, otra metodología de trabajo”.

Sin embargo, el galo cambió de opinión y en su presentación oficial, el presidente del club, Florentino Pérez, dijo que “Zidane regresó porque ama a este escudo”, algo que confirmó el propio Zizou diciendo que: “Necesitaba irme del club, la plantilla necesitaba un cambio. Tomé la decisión de volver porque me llamó el presidente y como quiero mucho al presidente y al club, aquí estoy”.

El francés Zinedine Zidane fue contratado para dirigir una vez más al Real Madrid.
No pasó mucho tiempo para que el francés regresara al banquillo del equipo merengue (Foto Twitter).

“No me he ido muy lejos. Estoy contento de volver a trabajar con este gran club y esta gran plantilla”, dijo Zidane a su regreso. Además en la sesión de preguntas tocó temas sensibles para el madridismo como la salida de Ronaldo pero aseguró que ese tema no es relevante, lo que importa son los 11 partidos restantes en la campaña.

Pese a insistir que el equipo necesitaba un cambio a su salida, Zidane dejó entrever que su regreso ayudará a sacar de la crisis al cuadro merengue y que ahora su misión será “poner al club en donde tiene que estar”.

En cuanto a Solari, el argentino seguirá siendo parte de la institución madridista, solo no como entrenador del primer equipo.