EINDHOVEN- Con la presencia de Carlos Salcido en la tribuna, y con Lozano y Gutiérrez como titulares, el PSV Eindhoven se recuperó de su derrota del fin de semana pasado y vapuleó 6-0 al Excelsior en la fecha 15 de la Eredivisie, este viernes 7 de diciembre.

PSV se recontró con la victoria ante Excelsior.
La afición del PSV le dedicó una noche especial a los mexicanos de su equipo (Cortesía Twitter: @PSV).

El PSV homenajeo a Salcido, ex jugador de los granjeros, como embajador e histórico del equipo. La afición de Eindhoven hizo un mosaico en la tribuna con los colores de la bandera de México, y muchos de los presentes salieron con sombreros y vestimenta alusiva para celebrar a los mexicanos que han desfilado por el conjunto rojiblanco.

Al 17’, el portero del Excelsior, Sonny Stevens, se equivocó en la salida y le regaló el balón a Angeliño, quien mandó un centro por la banda izquierda, el cual Luuk De Jong empujó al fondo del arco desde la línea de meta.

Un minuto después, Hirving Lozano recibió un pase que lo perfiló frente al marco. Haciendo uso de su velocidad el mexicano se escapó hasta el área, donde recibió un pequeño empujón. El árbitro decretó penal, pero después de una revisión en el VAR, se retractó.

El “Chucky” Lozano cobró un tiro libre al 33’, pero el defensa del Excelsior, Robin van der Meer, desvió la trayectoria con la cabeza y la terminó clavando en su propia red.

El Excelsior tuvo otro desafortunado error, pues al 52’, Jurgen Mattheij anotó otro autogol, pues le pegó con dirección a su portería al tratar de rechazar un centro de Denzel Dumfries.

Lozano salió al 72’ y entró Donyell Malen, quien al 80’ puso el cuarto, después de una escapada a velocidad que lo dejó frente al portero, al que se sacudió con un movimiento a la derecha y concretó el gol con la diestra.

Steven Bergwjin sentenció la paliza al 89’ tras un desborde por derecha, para después jalar del gatillo, y anotar a quemarropa, pero la fiesta continuó y al 92’, Malen volvió a hacer de las suyas, y por izquierda mandó un centro que remató De Jong con un punterazo de zurda para poner el sexto definitivo.