Antonio Brown, Odell Beckham Jr., Nick Foles, Le'Veon Bell y Earl Thomas fueron de las primeras superestrellas de la NFL que cambiaron de equipo rumbo a la temporada 2019.
Antonio Brown, Odell Beckham Jr., Nick Foles, Le’Veon Bell y Earl Thomas fueron de las primeras superestrellas de la NFL que cambiaron de equipo rumbo a la temporada 2019.

La NFL inició su nuevo año calendario y así se puso en marcha de manera oficial la etapa de agencia libre, cambios de jugadores y otras operaciones, muchas de las cuales ya tienen semanas o días de haberse pactado, pero que no podían dado a conocer oficialmente hasta este miércoles 13 de marzo. Este es un repaso a las operaciones de jugadores más destacados en el arranque del 2019 para la liga profesional más exitosa del mundo.

Los “pesos pesados” encabezan este repaso a los movimientos más impactantes de la NFL para el 2019.

Antonio Brown fue presentado por los Raiders de Oakland.
Antonio Brown fue presentado por el entrenador Jon Gruden como nuevo elemento estelar de los Raiders de Oakland (Foto Twitter).

Se completó el anunciado traspaso del mejor receptor de la liga en el último lustro, Antonio Brown, quien logró salir de los Acereros de Pittsburgh para aterrizar con los Raiders de Oakland¸ a cambio de selecciones de tercera y quinta ronda del Draft 2019. Además, Brown consiguió un nuevo contrato que le pagará 50.125 millones de dólares por tres años.

Además, los Raiders se llevaron otro buen receptor abierto al firmar al agente libre Tyrrel Williams, quien jugaba para sus rivales divisionales, los Cargadores de Los Angeles.

Sorpresivo resultó el cambio que llevó al extrovertido y espectacular receptor abierto Odell Beckham Jr., de los Gigantes de Nueva York a los Browns de Cleveland, por selecciones de primera y tercera rondas del próximo Draft más el safety Jabrill Peppers.

El “relevo de oro”, Nick Foles, no quiso quedarse más con las Águilas de Filadelfia, a las que ayudó a ganar el Super Bowl LII, y fue firmado por los Jaguares de Jacksonville por cuatro años y 88 millones de dólares. A su vez, Jacksonville dio de baja a su anterior quarterback Brian Bortles.

Otro “pez gordo” que tiene nuevo equipo fue el explosivo corredor Le’Veon Bell, quien tuvo un conflicto laboral con los Acereros de Pittsburgh y dejó de jugar todo el 2018 para tratar de obtener un mejor contrato de lo que le ofrecían los Steelers. Y, al final, terminó firmando con los Jets de Nueva York, por cuatro temporadas y 52.2 millones de dólares. Se le critica porque rechazó una extensión de cinco años y 70 millones de dólares de Pittsburgh en julio pasado para llegar a un equipo que parece no tener un Super Bowl en su futuro cercano.

Los Jets también se reforzaron a la defensiva y se llevaron sólido elemento en la persona del linebacker C.J. Mosley, ex Cuervo de Baltimore, a quien le dieron un contrato por 85 millones de dólares por los próximos cinco años.

Le'Veon Bell, ex corredor de los Pittsburgh Steelers, firmó como agente libre con los New York Jets.
Luego de quedarse un año sin jugar por su conflicto laboral con los Acereros, Le’Veon Bell se mudará a la Gran Manzana para jugar con los Jets (Foto Twitter).

Aunque los Cuervos de Baltimore se deshicieron del experimentado quarterback Joe Flacco en un cambio con los Broncos de Denver por una selección de cuarta ronda en el Draft 2019, lograron una gran incorporación a la defensiva al firmar al profundo Earl Thomas, ex estrella de los Halcones Marinos de Seattle y uno de los más cotizados agentes libres de este receso de temporada, a quien le pagarán 55 millones de dólares por los siguientes cuatro años.

Los mismos Cuervos se hicieron de los servicios del eficiente corredor Mark Ingram II, quien dejó a los Santos de Nueva Orleans.

Un confiable veterano que llega a reforzar la ya poderosa defensiva de los campeones de la Conferencia Nacional es el profundo Eric Weddle, quien ganará 10.5 millones de dólares por dos años con los Carneros de Los Angeles tras su salida de los Cuervos de Baltimore.

Otra sorprendente salida de los Cuervos de Baltimore fue la del veterano linebacker y símbolo de toda una era, Terrell Suggs, quien continuará su brillante carrera con los Cardenales de Arizona, tras haber defendido por 16 temporadas los colores negro y púrpura a los que ayudó a ganar un Super Bowl.

Además de Odell Beckham Jr., los Gigantes de Nueva York perdieron a otro estrella, el profundo Landon Collins, quien se convertirá en el safety mejor pagado de la NFL, gracias a 84 millones de dólares (45 garantizados) por  seis años que le pagarán sus rivales divisionales, los Pieles Rojas de Washington.

Uno de los mejores safeties de la liga, Tyrann Mathieu se fue de los Texanos de Houston y llega a una defensiva contendiente como lo es la de los Jefes de Kansas City con un contrato de tres temporadas y 42 millones de dólares.

Los Cardenales de Arizona se apuntaron una adquisición de impacto al llevarse al ex linebacker de las Águilas de Filadelfia, Jordan Hicks, por cuatro calendarios y 36 millones de dólares.

En un cambio, los Bucaneros de Tampa Bay enviaron de regreso a las Águila de Filadelfia al veterano DeSean Jackson más una selección de séptima ronda del Draft 2020, a cambio de una selección de sexta ronda del Draft 2019.

Buena adquisición hicieron los Titanes de Tennessee al llevarse al tremendo linebacker y gran cazador de cabezas Kameron Wake, ex elemento estelar de la defensiva de los Delfines de Miami, por tres años y 23 millones de dólares.

Frank Gore, veterano corredor ex de San Francisco, Indianapolis y Miami, jugará su temporada 15 con los Bills de Buffalo, donde se unirá a LeSean McCoy para formar uno de los duos de corredores veteranos más impresionantes en la historia.

Cole Beasley, todavía joven y productivo receptor abierto que salió inconforme de los Vaqueros de Dallas al perder atención y juego ante la llegada de Amani Cooper, fue firmado también por los Bills de Buffalo. Los Bills también firmaron al ex receptor abierto de los Cuervos de Baltimore John Brown. Beasley ganará 29 millones de dólares por cuatro años; Brown se llevará 27 millones por tres campañas.

El corredor Latavius Murray, quien pasó su carrera con los Vikingos de Minnesota, llegó a un acuerdo para jugar la siguientes cuatro temporadas con los Santos de Nueva Orleans, para jugar al lado del espectacular Alvin Kamara y, por supuesto, del ya legendario quarterback Drew Brees.

Los campeones Patriotas de Nueva Inglaterra perdieron al experimentado receptor abierto Cordarrelle Patterson, quien se fue a los Osos de Chicago.

Otra baja para los Patriotas fue la del ala defensivo Trey Flowers, a quien los Leones de Detroit se llevaron por cinco campañas y le pagarán 90 millones de dólares. Los mismos Leones se llevaron al ala cerrada de los Acereros de Pittsburgh, Jesse James.

Recuperando algo en la agencia libre, los Acereros de Pittsburgh firmaron al esquinero Steven Nelson, quien jugaba para los Jefes de Kansas City, por tres años y 25.5 millones de dólares.

Algunos destacados agentes libres que se quedaron con su mismo equipo fueron:

El esquinero Jason McCourty, quien firmó por dos años más con los Patriotas de Nueva Inglaterra.

También el veterano e histórico acarreador Adrian Peterson se quedó dos años más, pero con los Pieles Rojas de Washington, quien obtuvo un contrato por ocho millones de dólares.

El linebacker Anthony Barr permanecerá en las filas de los Vikingos de Minnesota.

El tackle ofensivo izquierdo Justin Peters, uno de los mejores elementos de línea ofensiva de toda la liga, firmó por un año más con las Águilas de Filadelfia.