CIUDAD DE MÉXICO- La Federación Internacional de Boxeo (FIB) no le envió una carta de bienvenida ni su cinturón de campeón a Saúl “Canelo” Álvarez, lo que si le envió fue un e-mail, obligándolo a pactar una pelea con Sergiy Derevyanchenko, este miércoles 15 de mayo.

Canelo quería pelea con GGG o Andrade, pero tendría que enfrentar a un rival de menor calibre por reglamento (Foto: Twitter).

Álvarez obtuvo el cinturón de peso medio de la FIB al vencer a Daniel Jacobs el pasado 4 de mayo, y ya había anunciado su regreso al ring para el mes de septiembre, y tener una pelea en fiestas patrias como acostumbra. Sin embargo, la FIB quiere que el mexicano se suba al ring antes de lo esperado y acordar una pelea para el 4 de agosto en contra de Sergiy Derevyanchenko.

El organismo quiere que la pelea quede pactada para el 15 de junio, de lo contrario, podrían quitarle su cinturón al mexicano, esto de acuerdo a Eric Gómez, presidente de Golden Boy Promotions.

Las amenazas son serias, pues en 2018, este mismo cinturón se le retiró a Gennady Golovkin, cuando el kazajo buscó la revancha ante Álvarez en vez de una pelea ante Derevyanchenko.

La insistencia de una pelea con el ucraniano se debe a que ha ganado los duelos para ser el retador obligatorio por el título, en este caso lo hizo el 13 de abril ante Jack Culcay.

“Se debe a la regla obligatoria, mi peleador tiene ganó la obligatoria y voy a hacer válido ese derecho. Reglas son reglas.” afirmó el promotor de Derevyanchenko, Lou DiBella.

El pugilista tapatío estaba esperando la pelea del 8 de junio entre Golovkin y Steve Rolls para poder pactar el tercer enfrentamiento con el kazajo para septiembre, pero ahora tendrá que cambiar sus planes.

“Canelo” tiene nueve peleas disponibles en su contrato con DAZN, y dijo que quiere que sean duelos contra rivales estelares, algo que Derevyanchenko no sería. Los promotores del mexicano podrían pagarle al retador una cuota para retirar su búsqueda por el título, pero al momento, el ucraniano y su promotor quieren que haya pelea.

“Si quieren trabajar algo con nosotros, claro que pueden, pero no me disculparé por usar las reglas del boxeo para darle a mi peleador el combate”, le dijo DiBella al Times.

(Con información de: Lance Pugmire de Los Angeles Times)