Foto: Twitter

CIUDAD DE MÉXICO- Luego de la derrota 92-105 frente a los Raptors de Toronto en el Juego 4 de las Finales de la NBA 2019 (serie 3-1 en favor de los canadienses), los Warriors de Golden State se encuentran contra las cuerdas en su búsqueda del tricampeonato consecutivo.

La historia dice que de 34 equipos que se colocaron con un 3-1 en las Finales de la NBA, solo los Cavaliers de Cleveland de LeBron James fueron capaces de remontar con un espectacular 3-4 en 2016 precisamente ante los Warriors de Stephen Curry y compañía.

En la historia de los playoffs del mejor baloncesto del planeta, 171 equipos tuvieron ventaja de 3-1 y solo tres desperdiciaron esa renta para acabar siendo eliminados.

En 1968 los 76ers de Philadelphia fueron los primeros en no capitalizar el 3-1 al ser derrotados por los Celtics de Boston en las Finales de la Conferencia del Este.

Posteriormente en 1995 los Soles de Phoenix, estando 3-1, cayeron 4-3 ante los Rockets de Houston en las semifinales de la Conferencia del Oeste.

Finalmente en 2016, los propios Warriors, a las puertas del bicampeonato, vieron como LeBron y Kyrie Irving les arrebataban de manera increíble el trofeo de las manos en la mismísima Oracle Arena.

La última vez que Golden State llegó a estar 3-1 abajo en postemporada fue en 2016 ante el Thunder de Oklahoma en las finales de la Conferencia del Oeste.

En aquella oportunidad la quinteta de Steve Kerr vino de atrás para avanzar a las Finales mencionadas y perdidas ante Cleveland.

Veremos entonces si los Warriors de Golden State, mermados por las lesiones de Kevin Durant, Klay Thompson, Kevon Looney y Andre Iguodala, son capaces de vencer a la historia para alzar su séptimo trofeo Larry O´Brien, o si los Raptors de Toronto hacen valer las estadísticas para conseguir su primera corona desde su fundación en 1995.