Generación 2019 del Salón de la Fama del futbol americano profesonal.
Imagen cortesía @ProFootballHOF.

ATLANTA – El Salón de la Fama del futbol americano profesional, anunció a los nombres de los ocho miembros que engrandecieron la historia de la NFL y conforman la Generación 2019 del Salón de la Fama, de Canton, Ohio, que tiene como miembros emblemáticos a tres ex jugadores en su primer año de elegibilidad: Tony González, Ed Reed y Champ Bailey, este sábado 2 de febrero.

Además de estos tres “novatos” en las papeletas, también fueron entronizados los ex jugadores Ty Law, Kevin Mawae y Johnny Robinson, quien fue propuesto por el comité de veteranos; y los contribuidores Gil Brandt y Pat Bowlen.

Además de que esta generación será recordada por sus tres elementos elegidos en la primera ocasión en que aparecieron en las papeletas de votación, se distingue porque es la primera en la que cuatro defensivos secundarios entrarán al mismo tiempo al recinto de los inmortales: los esquineros Bailey y Law y los profundos Reed y Robinson.

Gonzalez, para muchos ha sido el mejor ala cerrada de todos los tiempos y, al retirarse, tenía todos los récords estadísticos para un jugador de su posición, luego de su paso por Kansas City y Atlanta. Prácticamente, se daba como garantizado su ingreso desde que se fue de los emparrillados. Tiene el segundo máximo total de recepciones de todos los tiempos en la liga con 1,325 solo por debajo de Jerry Rice.

Reed también se consideraba un seguro nuevo inmortal porque fue uno de los más dominantes profundos en la historia y quizás el mejor de su generación y fue un terror para los quarterbacks rivales, brillando estelar y principalmente para los Cuervos de Baltimore, totalizando 64 intercepciones, de las que 7 las regresó para touchdown. No en balde se le conocía como “el rey del pick six”, además de que era un golpeador devastador.

Champ Bailey fue uno de los esquineros que hacían las coberturas sobre los receptores rivales a lo largo de su carrera de 15 temporadas. Jugó para Washington y Denver, llegó a 12 Pro Bowl, la máxima cantidad en la historia para un esquinero y terminó con 12 intercepciones.

Kevin Mawae fue consistentemente el mejor centro de la liga en sus 16 temporadas en la NFL y fue un auténtico “hombre de hierro” al jugar 177 partidos consecutivos desde el inicio de su . primera temporada y hasta la número 12. También dejó huella fuera de los emparrillados tras servir en dos periodos como presidente de la Asociación de Jugadores de la NFL.

Ty Law es uno de los más conocidos miembros fundadores de lo que ahora es la dinastía de los Patriotas de Nueva Inglaterra, de los que fue la primera selección colegial en 1995. Fue un esquinero de los momentos grandes y, entre sus contribuciones para los Patriotas estuvo su intercepción regresada para touchdown en el Super Bowl XXXVI contra los Carneros para encaminar a su equipo a su primer título y sus 3 intercepciones en el Juego de Campeonato de la AFC de 2003. Totalizó 53 intercepciones y ganó 3 Super Bowls en 4 años.

Johnny Robinson fue el solitario nominado por el Comité de Veteranos y logró convertirse en inmortal de Canton. A sus 80 años de edad, Robinson fue uno de los pioneros en la Liga Americana (AFL) con los Texanos de Dallas, que se convirtieron en los Jefes de Kansas City. Fue 6 veces seleccionado al equipo ideal All-Pro y formó parte de la primera era del Super Bowl al participar en el primero en la historia y al ganar la edición IV. Acumuló 57 intercepciones en 12 años de carrera.

Los dos directivos que llegan a Canton en 2019 son uno de los propietarios de equipo más exitosos y un ejecutivo que cambió el rostro de la liga como pocos.

Pat Bowlen, de 74 años de edad y quien actualmente es aquejado por el mal de Parkinson, adquirió a los Broncos de Denver en 1984 y es el único dueño de equipo que consiguió 30 victorias durante sus primeras 30 temporadas. Su equipo participó en 7 Super Bowls y obtuvo 3 campeonatos en las ediciones XXXII, XXXII y 50. Debido a su enfermedad, tuvo que dejar la operación diaria del equipo a partir de julio de 2014.

Gil Brandt, de 85 años de edad, fue el arquitecto de la franquicia de los Vaqueros de Dallas, que conquisto 2 Super Bowls en 5 participaciones en sus 29 años como buscador de talento, gerente de personal y reclutamiento. Los Cowboys ligaron 20 temporadas consecutivas con récord ganador de 1966 a 1985 y estuvieron 18 veces en la postemporada en ese periodo. Brandt se unirá a 15 jugadores que actualmente ya están en el Salón de la Fama y que él firmó estando al frente de la oficina de los Vaqueros. Después de esa etapa, se unió a la NFL como uno de los consultores que más ha contribuido al desarrollo de talentos, de reclutamiento y en la evolución del proceso del Draft anual.

La Generación 2019 ingresará oficialmente al recinto de los inmortales durante la ceremonia que se realizará el sábado 3 de agosto en el escenario que cada año se monta en el Tom Benson Hall of Fame Stadium de Canton, Ohio.