Iconos del deporte de Croacia: Luka Modric, el equipo campeón de la Copa Davis 2018, Davor Suker, Janica Kostelic y Goran Ivanisevic.
Iconos del deporte de Croacia: Luka Modric, el equipo campeón de la Copa Davis 2018, Davor Suker, Janica Kostelic y Goran Ivanisevic.

No es descubrir el hilo negro, si no recopilar un poco de lo mucho que ha maravillado al mundo del deporte en los tiempos recientes. El mérito está en una raza de atletas y guerreros –pero no guerreros en el sentido devaluado de la palabra a últimas fechas –, más bien sobrevivientes con el corazón de guerreros y en un reportaje de la BBC de Londres que vale la pena trae a colación: Croacia, la pequeña potencia deportiva del mundo.

En este 2018 que se aproxima a su final, que afortunadamente será después del final de un nefasto sexenio en México, hubo dos detonantes que se robaron los titulares: El camino de ensueño de Croacia como subcampeón mundial de futbol y su coronación en la Copa Davis, digamos que el mundial del tenis profesional.

Lika Modric, ganador del Balón de Oro como el mejor jugador de la Copa del Mundo de Rusia 2018.
Luka Modric se convirtió en el más emblemático elemento del futbol croata en Rusia 2018 (Foto Twitter).

La sorpresa que Luka Modric y sus compañeros dieron durante la Copa del Mundo Rusia 2018 hizo de este equipo uno de los pasajes inolvidables del calendario; muchísimos millones de aficionados en el orbe se quedaron con las ganas de que uno de los “chicos” se uniera a los gigantes del balompié, pero Francia fue mucha pieza. Sin embargo, se robaron los corazones y fueron el “campeón sin corona”, además de que tampoco olvidaremos a su carismática y bella presidenta, doña Kolinda Grabar-Kitarovic… y hasta ahí la dejamos.

Apenas el último fin de semana de noviembre, el deporte croata tuvo una pequeña revancha cuando su equipo Copa Davis venció a Francia en la gran final, con Marin Cilic como su gran héroe al ganar dos puntos decisivos. Así, Croacia es el campeón del último formato de competencia en los más de 100 años del torneo de naciones del deporte blanco.

Croacia, campeón de la Copa Davis 2018 al vencer a Francia en la final.
Croacia ganó la Copa Davis por segunda vez en la historia al ir a Francia a derrotar a la representación gala (Foto Twitter).

Tres décadas han bastado

Esta nación que es joven, con menos de 30 años de existencia como país independiente, tiene logros que muchos otros, incluido México, por supuesto, le envidiarían:

Luka Modric ganó el Balón de Oro de Rusia 2018 y el premio The Best de la FIFA.

– Croacia ganó 5 medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016, la mejor cosecha en su historia, y todas en disciplinas muy diversas: lanzamiento de disco (Sandra Perkovic), lanzamiento de jabalina (Sara Kolac), tiro (Josip Glasnovic), Remo (Martin y Valen Sinkovic)  y Vela (Sime Fantela e Igor Marenic).

Recibimiento a la selección croata, subcampeona mundial de futbol en Rusia 2018.
El recibimiento histórico a los seleccionados mundialistas croatas tras el subcampeonato en Rusia 2018 (Foto Twitter).

– En campeonatos mundiales de waterpolo, Croacia ha sido 2 veces monarca (2007 y 2017) y ha ganado, 1 medalla de plata y 3 de bronce. En Juegos Olímpicos se colgaron el metal dorado en Londres 2012 y tienen otros 2 subcampeonatos, incluido el de Río 2016.

– En campeonatos mundiales de handball o balonmano, los croatas ganaron la edición 2003 y también se han llevado 3 medallas de plata y 1 de bronce. En Olímpicos, fueron medallistas de oro en Atlanta 1996 y Atenas 2004, más su bronce en Londres 2012.

– En baloncesto, por solo mencionar a un gran estrella, está el inolvidable Toni Kukoc, multicampeón de la NBA al lado de Michael Jordan con los Bulls de Chicago, además de que no se olvida que Croacia tiene una medalla de plata olímpica cuando su selección llegó a la final de Atlanta 1996 enfrentando al original y superpoderoso “Dream Team” de Estados Unidos.

Leyenda del esquí alpino, la croata Janica Kostelic, única competidora en esta disciplina con 4 medallas de oro.
Leyenda del esquí alpino, la croata Janica Kostelic, única competidora en esta disciplina con 4 medallas de oro (Imagen Twitter).

– En los deportes invernales, su gran figura ha sido la esquiadora alpina Janica Kostelic, tres veces campeona mundial (2001, 2003, 2006) y cuatro veces medallista de oro olímpica, siendo la única mujer en su deporte en ganar 3 oros en unos mismos juegos (Salt Lake 2002) y la única con 4 metales dorados en total, si sumamos su presea de Turín 2006.

– Y no olvidar a otra de sus primeras grandes estrellas mundiales, el tenista Goran Ivanisevic, campeón de Wimbledon en 2001 y, quien en 1994, había llegado a ser número 2 del mundo solo por debajo del entonces rey Pete Sampras.

El tenista croata Goran Ivanisevic, campeón de Wimbledon en 2001.
Uno de los servicios más potentes en la historia del tenis perteneció al croata Goran Ivanisevic, campeón de Wimbledon en 2001 (Foto Twitter).

¿En qué reside su éxito?

Todo ello es más que impresionante para un país que llegó a estar devastado por una guerra civil, apenas en la década de los 90, cuya población de poco más de cuatro millones de habitantes es prácticamente la misma en número que la de Panamá y ocupa el lugar número 130 en la lista mundial y cuyos recursos, por su geografía y diversidad biológica, son mucho menores a los de naciones como México, Argentina y Canadá, por mencionar algunos del continente americano a los que superan en logros deportivos y de Suecia, Polonia y Turquía, por citar a otros del continente europeo.

Se puede atribuir a más de un factor tal nivel de éxito deportivo. Para comenzar, los atributos físicos, ya que el promedio de estatura de los hombres croatas en el séptimo mayor en el mundo con 180.9 centímetros y sus mujeres registran el quinto mayor crecimiento en un siglo y tan solo en los últimos 30 años, su estatura promedio mejoró en 15.5 centímetros.

Davor Suker, futbolista legendario en la historia de Croacia.
Davor Suker comandó a Croacia a las semifinales del Mundial Francia 1998, en el que fue el campeón de goleo con 6 tantos (Foto Twitter).

Igualmente, se debe sumar la constancia, ya que países vecinos suyos como Serbia, cuya población tiene características físicas similares y mayor número de habitantes, no tienen tantos resultados destacados, salvo honrosas excepciones como el tenista Novak Djokovic.

Los croatas, por ejemplo, no dejan de asistir a eventos como la Eurocopa de Naciones o la Copa del Mundo de la FIFA y ya tienen dos “podios”, el siempre bien recordado tercer lugar de Francia 1998 con la generación de Davor Suker y el subcampeonato de Rusia 2018.

Hay más factores como el roce internacional, el nivel de educación, la emigración a muy joven edad a instituciones extranjeras de educación superior donde el potencial deportivo puede elevarse exponencialmente, etcétera.

El carácter forjado en la guerra

Para volver a citar al artículo de la BBC, muchos especialistas coinciden en el caso de los llamados “niños de la guerra”, muchos de los cuales son estrellas del deporte en la actualidad, Modric, del Real Madrid, por solo citar un ejemplo.

A partir de la independencia de Croacia, decretada en 1991, comenzaron los enfrentamientos bélicos que se extendieron cuatro años contra las fuerzas de lo que fue la antigua Yugoslavia, muchas de las cuales en su mayoría eran de origen serbio.

Un pueblo, que incluía a deportistas y futuros deportistas que emigraron a diferentes latitudes, pudo recuperarse de esos horrores y, de inmediato, saltaron a la vista resultados extraordinarios. Apenas en 1996 se dio su clasificación a los cuartos de final de la Eurocopa tras eliminar a los campeones defensores de Dinamarca y qué decir de su llegada a las semifinales, 2 años después, en el Mundial Francia 1998 para caer ni más ni menos que ante el anfitrión y a la postre campeón.

Futuro todavía promisorio

Croacia ganó 2 veces la Copa Davis: en las ediciones 2005 y 2018.
Croacia ganó 2 veces la Copa Davis: en las ediciones 2005 y 2018 (Foto Twitter).

La juventud de los exponentes que ya han llegado a la cumbre en la actualidad es para hacer pensar al mundo que los croatas van a seguir escalando posiciones o se reafirmarán en sus tronos durante un buen tiempo de aquí en adelante.

Sara Kolac, la medallista de oro en jabalina femenil en Río 2016, tiene 21 años; Borna Coric, de 22 años, fue mancuerna de Cilic, de 30 años, en la consecución del segundo título de Croacia en la Copa Davis. Sandra Perkovic, campeona olímpica de lanzamiento de disco, tiene 28. Los hermanos Valent y Martin Sinkovic, monarcas olímpicos en remo, tienen 28 y 29 años, respectivamente.

Y es obvio que surgirán nombres de las generaciones por venir que, con estos parámetros y ejemplos a seguir, continuarán dando lustre a su bandera y grandes emociones a esos aficionados que dan tanto colorido a los eventos internacionales con las camisetas a cuadros blancos y rojos de la cada vez más poderosa Croacia, pequeña potencia del deporte mundial.