Inauguración del nuevo Salón de la Fama del Beisbol Mexicano.
La nueva sede del Salón de la Fama del Beisbol Mexicano contó con una inversión superior a los 400 millones de pesos (Foto Twitter).

MONTERREY – El nuevo recinto del Salón de la Fama del Beisbol Mexicano abrió sus puertas para albergar, tras más de seis años en los que no hubo un edificio que albergara lo más brillante en la historia del rey de los deportes de nuestro país.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, asistió a la ceremonia inaugural de recinto de los inmortales que fue patrocinado por Alfredo Harp Helú y cuya construcción se realizó sobre un área de 15,000 metros cuadrados dentro de la parte sur-poniente del Parque Fundidora, con una inversión superior a los 400 millones de pesos.

Inauguración del nuevo Salón de la Fama del Beisbol Mexicano.
Alfredo Harp Helú, presidente del Salón de la Fama, vivió una emocionante inauguración del recinto que patrocinó en compañía de Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, y de Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León (Foto Twitter).

Durante el acto, tomaron la palabra Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, gobernador del estado de Nuevo León; Alfredo Harp y López Obrador, quienes también participaron en la cancelación del timbre conmemorativo del evento.

Harp Helú, quien además de ser propietario de los Diablos Rojos del México y los Guerreros de Oaxaca de la Liga Mexicana de Beisbol y ahora es también presidente del Salón de la Fama, se llevó las mayores ovaciones en reconocimiento a sus aportaciones y su amor al beisbol.

“Hoy comienza un sueño más para el beisbol mexicano, una obra hecha con todo mi amor por México, un país campeón”, afirmó Harp en su discurso. ”Tenemos todo para lograr los mejores trofeos a nivel mundial, sólo falta decisión y compromiso, así que comencemos a actuar como se juega el buen beisbol: en equipo”.

Aunque es más que conocida su pasión por el beisbol, López Obrador recordó que su amor por este deporte le viene de su niñez en Tabasco y, además de alguna anécdota en los diamantes amateurs, comenzó haciendo  un pleno reconocimiento a Alfredo Harp Helú, como principal promotor del beisbol en México.

“Muchas gracias, Alfredo por tu apoyo. Eres un ejemplo porque no solo te dedicas a la actividad empresarial, sino que tienes dimensión social, dimensión cívica y además esta afición, este amor por el beisbol. Eres un ejemplo a seguir, afortunadamente, hay muchos empresarios en México con dimensión social y esto es muy importante”.

Al final de su intervención, López Obrador solicitó a Alfredo Harp: “Párate para que te ovacionemos”, tras lo cual la concurrencia volvió a rendir una ovación de pie al filántropo del rey de los deportes.

Estampilla conmemorativa de la inauguración del nuevo Salón de la Fama del Beisbol Mexicano.
La estampilla conmemorativa emitida por el Servicio Postal Mexicano (Foto Twitter).

El primer mandatario también reiteró que dentro del presupuesto del gobierno fue aprobada una partida para el apoyo al beisbol y la creación de academias para la enseñanza y práctica de este deporte y también para cursar la carrera de maestro en educación física.

El grupo integrado por Harp Helú, López Obrador, Rodríguez Calderón, Alfonso Romo, jefe de la oficina de la presidencia, y Adrián de la Garza Santos, alcalde del municipio de Monterrey, realizó el primer recorrido a la flamante edificación que cuenta con las salas de exposiciones permanentes y temporales, auditorio, biblioteca, plaza y jardín exterior, terraza plaza y jardín exterior, terraza-jardín para niños, área de juegos, restaurante y tienda oficial.

Al acto también asistieron Ana Gabriela Guevara, directora general de la CONADE; empresarios, propietarios de equipos, ex peloteros y miembros del mismo Salón de la Fama, entre ellos y en primera fila, Fernando Valenzuela, actual dueño de los Tigres de Quintana Roo, entre muchos otros.