LEÓN, Guanajuato- Pese a la insistencia del América, que los llevó a ganar la semifinal de vuelta por 1-0 este domingo 19 de mayo, León avanzó a la final del Clausura 2019 con un marcador global de 1-1, gracias a su mejor posición en la tabla.

León tuvo que soportar la urgencia del América, pero salió adelante pese a un gol tempranero y habrá final entre el uno y dos de la tabla (Foto: Twitter).

Apenas al minuto 2′, León se acercó al gol, pues con un gran servicio de Luis Montes, José Juan Macías remató de cabeza, pero su impacto cruzado se estrelló en el poste más lejano.

Sin embargo fue el América el que ensartó la primera rápidamente, pues al 5′, Bruno Valdéz soltó un testarazo en tiro de esquina que fue a segundo poste y se encajó en las redes.

Los azulcremas se apoderaron del mediocampo y ganaron la batalla de las trincheras gracias en parte a Renato Ibarra, quien fue imparable todo el partido, y al 24′ volvieron a acercarse al gol, pues Guido Rodríguez se quitó a Montes y sacó un riflazo de larga distancia que atajó Rodolfo Cota.

América fue superior, pero León supo aguantar y en el segundo tiempo fueron de menos a más y empezaron a recuperar la posesión de la pelota y a establecer su juego de pases. El ingreso de Iván Rodríguez le cambió mucho la cara a los Panzas Verdes, que generaron oportunidades de gol con William Tesillo, Ángel Mena y JJ Macías.

Sin embargo, cuando el juego estaba más equilibrado, León recibió un duro golpe, ya que al 76′, Rubens Sambueza evitó un contragolpe de Ibarra, y recibió la doble amarilla, dejando a León con 10 hombres.

Las Águilas aprovecharon la ventaja numérica para al 78′, meter un balón al área, Matheus Uribe terminó con la esférica en el área chica, pero su primer tiro fue abanicado y su segundo fue bloqueado por la defensa esmeralda.

Al 86′, cuando el América controlaba el juego, Guido Rodríguez dio un pase con la mano y fue expulsado de inmediato. Esto igualó las cosas en la cancha, y en los últimos minutos ambos buscaron la anotación, pero para los capitalinos era matar o morir, y se quedaron con la última, pues se pusieron el pie con varias faltas en el tiempo agregado y León consiguió su pase a la gran final del futbol mexicano en donde enfrentarán a los Tigres.