Foto: Twitter

LONDRES, Reino Unido- Con goles de Alexis Sánchez, Jesse Lingard y Anthony Martial, Manchester United derrotó este viernes 25 de enero 1-3 al Arsenal dentro de la cuarta ronda de la FA Cup de Inglaterra.

Primer Tiempo:

Tras media hora de pocas emociones en el Emirates Stadium, el belga Romelu Lukaku frotó la lámpara para ponerse en “modo asistidor” y ser clave en los dos goles de los Red Devils.

Al 31´ Romelu filtró al hueco para que Alexis Sánchez, ex Arsenal, eludiera a Petr Cech y pese a contar con poco ángulo definiera el 0-1 de la visita.

Dos minutos más tarde, Luke Shaw comandó el contragolpe desde su área, descargó por derecha con un Lukaku solo y con espacio, el espigado ariete enfiló al arco y descargó en Jesse Lingard, que sin volverse loco disparó con un toque sutil a primer poste para el 0-2 en el marcador.

Al 43´ Aaron Ramsey llegó a línea de fondo por izquierda y centró raso para que a segundo poste Pierre Emerick Aubameyang simplemente empujara la pelota y le diera vida a los suyos con el 1-2 de los Gunners.

Segundo Tiempo:

Al inicio del complemento Ramsey tuvo el empate con un bombazo que Sergio Romero atajó de manera magistral bajo los tres palos.

Al 56´ la polémica se hizo presente con una falta en mediocampo de Lukaku sobre Laurent Koscielny que terminó con pisotón del belga y sangrado del francés en el rostro que el árbitro no sancionó como debía.

Arsenal siguió apretando en ofensiva pero sus acometidas fueron siempre frenadas por el correcto desempeño de la saga rival.

Al 82´ Paul Pogba disparó al arco, Cech tapo pero dio rebote y ahí apareció Anthony Martial para sentenciar la historia con el 1-3.

En los minutos finales los ánimos se caldearon entre ambas escuadras por un cabezazo de Kolasinac sobre Marcus Rashford que derivó en empujones e insultos que acabó con amonestación para los protagonistas del pleito callejero.

Corte de Caja:

De esta forma, Manchester United se clasificó a la quinta ronda de la FA Cup gracias a su octava victoria en fila de la mano de Ole Gunnar Solksjaer, que sigue su inicio de ensueño como DT del equipo más ganador de Inglaterra.