El zurdo Aguilar continua el largo camino en Arizona

MONTERREY – A sus 27 años, el zurdo mexicano Miguel Aguilar ha dado muchas vueltas en el rey de los deportes. Desde los Vaqueros del Unión Laguna y Leones de Yucatán en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) hasta Venados de Mazatlán y Yaquis de Ciudad Obregón en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), el serpentinero ha recorrido su país de diamante en diamante.

Firmado por los Diamondbacks de Arizona en septiembre del 2016, Aguilar viene de lograr efectividad de 2.97 en 57.0 entradas de liga menor con Arizona, incluyendo 1.42 en 11 presentaciones con Doble-A Jackson.

Miguel Aguilar, lanzador zurdo mexicano que milita en las sucursales de los Diamondbacks de Arizona.
El lanzador zurdo mexicano Miguel Aguilar ha pertenecido a los Diamondbacks desde 2016, pero aún no debuta en las Grandes Ligas (Foto Twitter).

Este sábado 9 de marzo, durante la México Series que se celebró en el Estadio Monterrey, Aguilar se juntó con su amigo y compatriota Roberto Ramos, primera base de liga menor de los Rockies de Colorado, para protagonizar lo más notable del primer partido de la serie para la fanaticada local.

“Estaba contento, muy feliz de estar aquí en México con una organización de Grandes Ligas, al lado de mis compañeros”, dijo Aguilar, quien permitió un jonrón de Ramos en la sexta entrada de la victoria de Colorado sobre Arizona. “Ya nos habíamos enfrenado par de veces en ligas menores. Fue especial para mí, pero bueno, él salió victorioso (el sábado)”.

En aquel sexto inning, Aguilar no permitió libertades aparte del batazo de Ramos, provocando dos rodados al cuadro y logrando un ponche.

“Para él, fue emocionante subirse a ese montículo”, dijo el manager de los Diamondbacks, Torey Lovullo. “Ejecutó un gran plan de juego, salvo un error que dejó por el medio del plato. Y Ramos tuvo una gran jornada. Fue un momento especial y pensé que tiró la bola bastante bien, fuera de ese pitcheo”.

Aguilar opinó lo mismo.

“Me sentí muy bien”, expresó el nacido en Ciudad Obregón y criado en Navojoa. “Me sentía fuerte. A pesar de que mi pitcheo rompiente no estaba funcionando mucho, me sentí fuerte, me sentí bien”.

Para el equipo de Arizona, era importante llevar a un jugador mexicano a la serie en Monterrey. Aguilar fue el indicado para hacer el viaje.

“Como organización nos gusta hacer cosas especiales, como traer (a Aguilar) para que lance frente a sus compatriotas”, manifestó Lovullo.

Ahora Aguilar tratará de seguir impresionando en la pretemporada de los Diamondbacks en Arizona.

“La meta de cada año y el sueño es llegar a Grandes Ligas”, dijo. “Yo pienso que este año empiezo en ligas menores en Doble-A, si (los Diamondbacks) así lo deciden. Y tener un buen año”.

Ramos, home run de ensueño en tierras mexicanas

Hay algo con las series de exhibición en México que motiva a Roberto Ramos, primera base de liga menor de los Rockies de Colorado.

El sonorense Ramos ya se había lucido en su país y en su ciudad natal en marzo del 2015, disparando jonrón decisivo a favor de los Rockies contra los Diamondbacks en el Estadio Sonora de Hermosillo. Ahora, a sus 24 años, Ramos volvió a destacarse en tierras mexicanas el sábado al disparar un cuadrangular frente a su compatriota Miguel Aguilar, de Arizona, en la victoria por 5-1 de Colorado en el primer choque de la México Series que se celebra este fin de semana en el Estadio de Béisbol Monterrey.

Roberto Ramos, pelotero mexicano que milita en las sucursales de los Rockies de Colorado.
Roberto Ramos fue acompañado por su padre durante los duelos entre Rockies y Diamondbacks en el Estadio Monterrey (Foto Twitter).

“Es una experiencia muy bonita para mí venir para acá y gracias a Dios, se me han dado las cosas”, dijo Ramos, quien se fue de 3-2 con un doble, el antes mencionado bambinazo y dos empujadas el sábado frente a los Diamondbacks. “Contento con poder hacer eso. Unos años atrás, tuve la oportunidad de jugar en Hermosillo y tuve un juego muy bueno, gracias a Dios. Estoy agradecido de tener la oportunidad de haber venido a este estadio y a mi tierra, que siempre me trae bonitos recuerdos”.

Son precisamente Ramos y Aguilar los únicos dos mexicanos participantes en esta edición de la México Series. Y dieron de qué hablar.

Ramos, quien viene de batear .269/.368/.574 con 32 jonrones y 77 empujadas entre Clase-A Avanzada y Doble-A en el 2018, ya conoce bien a Aguilar, a quien describe como “tremendo amigo”. Se han enfrentado múltiples veces en liga menor y en la Liga Mexicana del Pacífico, jugando Ramos con los Naranjeros y Aguilar con los Yaquis.

“Tremendo pitcher, pero agradecido con la oportunidad y el resultado”, expresó Ramos. “Es parte del béisbol. Tremendo amigo”.

Ahora le toca a Ramos seguir levantando la mano a la hora de llamar la atención en esta pretemporada, a ver si progresa hasta recibir el tan anhelado llamado al equipo grande de los Rockies en campaña regular.

“Me toca seguir trabajando y haciendo lo mío”, comentó. “En eso me concentro, para poder tener un buen nivel de juego y dar mi 100% diario”.

(Con información de MLB.com).