Foto Cortesía: @FCBarcelona_es

SEVILLA, España- Con goles de Pablo Sarabia y Wissam Ben Yedder, Sevilla pegó primero en el juego de ida de los 4tos de final de la Copa Del Rey, al derrotar en casa este miércoles 23 de enero 2-0 a un Barcelona sin Lionel Messi.

Primer Tiempo:

Los primeros 30 minutos carecieron del peligro alguno en ambas áreas. Lo más interesante fue un toque del balón con el hombro de Arturo Vidal en el área que la afición de Sevilla reclamó como penalti, pero que el árbitro Carlos del Cerro Grande, con cierto suspenso, decidió no marcar.

Al 36´ Wissam Ben Yedder estuvo a punto de marcar el gol de su vida con un recorte a Gerard Piqué y uno más sobre Arthur Melo antes de rematar por un lado del arco para su mala fortuna.

Previo al descanso Arthur filtró con maestría para que Malcom ingresara al área, eludiera al portero Soriano y de forma inverosímil enviara la bola por fuera.

Al 43´ Ben Yedder tuvo una más con un pase por debajo de Banega que concluyó con tiro bloqueado por Jasper Cillessen gracias a su achique.

Segundo Tiempo:

Para el complemento Sevilla dio el paso al frente y al 59´ obtuvo premio con el 1-0 de Pablo Sarabia, que luego del centro por izquierda de Quincy Promes, remató de primera para poner en ventaja a los de Nervión.

Con el marcador en contra, Ernesto Valverde dio entrada a Luis Suárez y Philippe Coutinho para buscar el empate.

Al 64´ Coutinho recibió dentro del área e increíblemente mandó la bola por encima del larguero cuando parecía el 1-1.

A 15 del final Coutinho perdió la pelota en campo del Sevilla, André Silva comandó el contragolpe, abrió por izquierda con Banega, que con un tiro-centro encontró a Ben Yedder para el 2-0 andaluz.

En los minutos finales Barcelona trató de irse marcando un gol con un tiro cruzado de Suárez y un cabezazo de Piqué que se fueron por un lado de la portería.

Corte de Caja:

Con este resultado, Barcelona deberá ganar en el juego de vuelta (miércoles 30 de enero) por 2-0 para forzar la prórroga y 3-0 para avanzar a semifinales. En caso de recibir un gol, deberá anotar cuatro tantos o más para seguir vivo en la contienda.