CIUDAD DE MÉXICO- Tras un desafortunado choque con Daniel Ricciardo que lo dejó muy rezagado en el Gran Premio de Estados Unidos, el piloto alemán, Sebastian Vettel, comentó este lunes 22 de octubre, que la escudería Ferrari tomó mucho tiempo en darse cuenta de las deficiencias en su vehículo, y por ello no pudo regresar a la carrera efectivamente.

Vettel opinó que de no haber sido por el choque, él tenía la velocidad suficiente como para ganar el GP de Estados Unidos (Foto: Twitter).

Pese a que su compañero de Ferrari, Kimi Raikkonen, ganó en su primera carrera de la temporada, Vettel vio como en Austin se esfumaron sus últimas esperanzas para el campeonato al quedar en cuarto puesto.

El piloto de la escudería italiana argumentó que su automóvil tomó mucho tiempo en volver a alcanzar una buena velocidad y que su equipo no ayudó, al tardarse más de la cuenta en la actualización de los errores de su automóvil.

“Para nosotros en el aspecto técnico es importante entender qué salió mal”, comentó el alemán. “Ciertamente sentimos que el auto no era tan fuerte como lo era antes”.

El piloto ex de Red Bull expresó que su escudería nunca se dio cuenta de donde estaba el error: “Si tu no ves que hay un problema, tu no puedes pensar que haya un problema”.

Vettel también dijo que no culpa a Ferrari, pues fue él quien chocó y no se debió a un mal funcionamiento técnico, pero si admitió que Ferrari no mejoró la situación una vez que los problemas se presentaron.

“Creo que lo más importante ha sido que durante gran parte de la temporada no tuvimos la velocidad para estar realmente allí, y luego ocurrieron otras cosas que tal vez no ayudaron a eso”, finalizó Vettel.

Con 276 unidades. Sebastian Vettel está a 70 puntos del puntero, Lewis Hamilton, quien se podría coronar como campeón de la Fórmula 1 este fin de semana en México.

(Con información de: Jonathan Noble de motorsport.com)